Nacionales -

La vacuna de la innovación y la escalera del líder

AUTOR: Ing. Jack Torres Leandro, MBA / MAP Candidato Phd. Fundador INNOVUS Costa Rica S.A

La presente conversación busca orientar tanto a los líderes formales como informales sobre los peldaños de acción en los cuales debe concentrar sus capacidades, en aras de surta efecto la vacuna de LA INNOVACIÓN.

Cada líder sin percatarse, constantemente se encuentra bajando y subiendo una escalera de tres peldaños, en el cual cada uno de éstos representa un determinado contexto de acción.
Esto por cuanto, cada vez más podemos constatar como las demandas de tiempo son prácticamente inagotables, es decir la agenda se compone de muchos asuntos, mal llamados PRIORIDADES.

En este punto, una precisión para la reflexión ¿cómo hacer para no convertirse en un cuello de botella?; siendo este el PROPIO MOTOR DE ARRANQUE.

El primer peldaño, el plano de la INFORMACIÓN, lo enmarcaremos en como el líder utiliza la información para comunicar y controlar al equipo en cuanto al desempeño de la estrategia en todas sus aristas. Por esto es vital, focalizar esfuerzos de forma muy concreta en obtener y cosechar la información de manera que pueda proliferarse en la organización y/o empresa.

Por consiguiente, los temas de mayor prioridad en materia de comunicación son los siguientes: la estrategia, las políticas de la organización y/o empresa y sobre todo el hecho de establecer instrucciones claras para el cumplimiento de las metas establecidas en el corto, mediano y largo plazo.

Para lograr lo anterior, el líder debe estar constantemente interpretando como va evolucionando su entorno, realizando los ejercicios necesarios para procesar la información de forma que pueda concebirse en: oportunidades, amenazas, necesidades y prioridades.

Acá una aclaración, el líder no debe asumir un rol de presentador de noticias ya que este ocasionaría ansiedad y desorientación estratégica; por el contrario, lo que se pretenda comunicar debe pasar por la zaranda de las siguientes inquietudes:

1. ¿Qué significa esto para la audiencia que lo va a escuchar? 2. ¿Va a ser conocimiento básico inútil?
3. ¿Va a establecer pautas claras de comportamiento?
Nuestra recomendación, al responder las precisiones en particular la tercera, radica en el hecho de disponer del necesario caldo de cultivo para reforzar, aclarar y sobre todo el redirigir el despliegue del pensamiento estratégico según corresponda.
Las modas del management, esbozan que una de las principales tareas del líder en el peldaño de la información es el poder ENMARCAR la misma; éste lo definimos como el terreno de juego, en el sentido de qué entra a ser parte y qué queda por fuera.

El reto, versará sobre encontrar un punto justo para que las personas dentro de la organización y/o empresa logren impulsar procesos de innovación, exploración y sobre todo la toma de decisiones para la consecución de los objetivos planteados.

Por otro lado, nos referiremos al segundo peldaño, denominándose GENTE. En éste el líder debe actuar sobre las personas, teniendo primordialmente dos tareas: liderar y unir.

Una realidad que no podemos dejar pasar, vemos como las actividades del ser humano cada vez más se automatizan; por ello el futuro del trabajo humano estará supeditada, a sus capacidades, para realizar tareas asociadas al conocimiento.

En lo referido a liderar, lo sintetizaremos como la capacidad que debe disponerse para sacar lo mejor de cada uno de los miembros que conforman la organización y/o empresa, movilizando en todo momento el talento, haciéndolo crecer y propiciar el entusiasmo requerido; para que cada colaborador pueda mantener la energía requerida para que las COSAS REALMENTE SUCEDAN.
“...y no nazcan muertas en un documento...” tal y como decía Gabriel García Márquez.

Para lo que concierne a unir, este lo hemos conferido a la capacidad que tenga el líder para transmitir sus valores, donde visiblemente sea coherente con los mismos; identificándole como un ser humano AUTÉNTICO.

Sin duda, el resultado esperado, un efecto de contagio positivo que permitirá que las personas a su alrededor deseen sumarse a sus causas de éxito organizacional tanto a lo interno como externo.

Entre ellas, el lanzarse de un paracaídas a lo desconocido como lo es la innovación en nuestro país, esto por lo mal utilizado que ha sido el término y con ello su respectiva comprensión. Por esto, en INNOVUS nos hemos dado a la tarea de evangelizar su entendimiento para el bien común, en los diferentes sectores de nuestro país.

Por último, el peldaño de la ACCIÓN, donde el líder se necesita concentrar en dos particularidades. Por un lado, hacer (lo que es propio de su organización) y negociar con diferentes agentes.
Acá una dicotomía común, debe o no debe el líder ejercer un rol de hacedor dentro de la organización y/o empresa y¿hasta qué punto debiera llegar? La respuesta, en nuestro entender, tendrá como referencia el objetivo por el cual quiera asumir dicha tarea, siendo lo esperado: CAMBIAR LA FORMA DE HACER LAS COSAS, no existe otra razón.

En caso de presentarse, probablemente sería un laberinto que llevará al punto de partida, es decir, la misma forma en como vienen gestionándose las actividades dentro de las organizaciones y/o empresas lo cual claramente impedirá que la innovación pueda alcanzar los resultados esperados.

Permítanos acompañarle para generar ya sea valor o ventaja competitiva en su organización y/o empresa, partiendo del recurso más importante, los COLABORADORES, mediante el uso de herramientas científico- empresarial que le permitirán una toma de decisiones más objetiva.