Entrevistas -

El día en que dos científicas ticas dieron un gran salto

Alunizaje del Apolo 11 marcó a Sandra Cauffman y Lela Taliashvili

AUTOR: Andrea Solano B.

Recuerdo que pensé que tal vez algún día yo también podría viajar al espacio y visitar no solo la Luna sino otros planetas. La propaganda espacial era muy fuerte en todos los países de la antigua Unión Soviética y el éxito de la ingeniería espacial se consideraba garantizado

Dra. Lela Taliashvili, directora del CINESPA de la UCR

“Ese día esta muy claro en mi mente. Mami nos llevó donde el vecino que tenía una ‘tele’ en blanco y negro. La imagen no era muy clara, pero sí se veían los astronautas y, por supuesto, que oíamos sus voces. Yo estaba completamente absorta por lo que estaba viendo y me preguntaba: ‘¿cómo es posible que personas puedan estar en la Luna en este momento?’. Me impresionó tanto que le dije a mi mamá que yo quería trabajar haciendo eso algún día”.

Ese es el recuerdo que la ingeniera Sandra Cauffman tiene sobre aquel 20 de julio de 1969.

Al otro extremo del charco geográfico e ideológico, en Tiflis (capital de Georgia) una niña de 7 años participaba en una conferencia organizada por profesores de Astronomía para escolares de todos los niveles.

“Este tipo de reuniones no eran comunes en los centros educativos. Normalmente, los alumnos hasta de 12 años de edad y los mayores se reunían por separado. Nos explicaron la importancia de la misión Apolo 11 y los planes de futuras misiones planificadas por la Unión Soviética”, rememora Lela Taliashvili, nacionalizada costarricense y directora del Centro de Investigaciones Espaciales (Cinespa) de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Para más información, favor consultar la noticia publicada por La Nación.